Looking back, looking forward: IAMCR 2016 as a great experience

Publicado originalmente en IAMCR.

iamcr2016

Leicester 2016 was not my first IAMCR Conference, it was the second one after Mexico 2009, and I think both were amazing experiences.

IAMCR is a vibrant community that reflects the production in the communication research field, but also the social engagement of a scholar community. I really admired the position of the association regarding the Turkish colleagues and their difficult situation.

And, of course, I celebrate the IAMCR’s support for emerging scholars from middle and low-income countries, through the travel grants. It contributes both to incorporate emerging scholars to a global discussion and to promote the diversity in IAMCR clearly as an international association.

Why does the incorporation of emerging scholars matter? International conferences are ideal opportunities to learn about ongoing studies and get to know researchers from all over the world, to discuss our studies/methods/perspectives/findings, to get feedback, to network… In sum, to be a community. But scholars need resources to participate in this kind of conferences. In middle and low-income countries, there are never enough resources. These conditions become more acute for younger scholars. My generation (born in the 80s) has experienced the job precariousness in the academic field. Yes, we are a global generation with more opportunities in terms of technology, mobility, and postgraduate education. But we are, simultaneously, a precarious generation in terms of job, family and financial stability. Thus, we need this kind of support.

And why does the support of middle and low-income scholars matter? We cannot be an international association only with scholars from high-income countries, it would imply to preserve the Anglo and Euro-centrism in communication studies as if these were the only possible perspectives. We need different voices and perspectives from all over the world, which in turn mean different theoretical and methodologial frameworks, different questions, different social and academic contexts, but also areas of convergence, in order to refresh the contemporary debates on communication studies.

This year, the travel grant let me participate in the IAMCR Conference. As an emerging scholar from a middle-income country and, at that moment, without a full-time academic position, I was not able to pay for my travel to Leicester. But I got the travel grant, went to Leicester and found people ready to engage in a vibrant discussion about my findings —in th Emerging Scholars Network and in the Community Communication Section— as well as other inspiring studies and scholars. Now I have new contacts, new ideas and a lot of work to do. Therefore, I want to express my gratitude. Thank you very much, IAMCR and, especially, the executive board, for the grant and for make us feel part of this community.

The travel grant is an invaluable support as well as an engagement to support other emerging scholars in the future. Looking forward, it could be interesting for IAMCR to find the way of sustain the dialogue among these scholars, about who we are and how can we collaborate.

 

Anuncios

Tiempos de cambios

Hace unos días caí en la cuenta del mucho tiempo que ha pasado sin que yo escriba en este blog. Quizá fue porque han sido meses muy intensos, quizá porque los cambios han venido uno tras otro y me ha llevado tiempo asimilarlos. El cambio más grande fue uno de trabajo y de ciudad, dejé Aguascalientes y vine a León, dejé la Universidad Autónoma de Aguascalientes y vine a la Universidad De La Salle Bajío.

 

Hasta siempre, UAA

Me fui de la UAA después de 10 años de trabajo (15, si contamos los cinco años como estudiante de licenciatura). La UAA siempre será mi casa. La primera vez que estuve ahí era una niña de 10 años, participaba en las Jornadas Ecológicas Infantiles y nos llevaron a ver una película al auditorio Pedro de Alba. Regresé varias veces y, en el 99, comencé la Licenciatura en Comunicación Medios Masivos. En el 2002 presté mi servicio social como reportera de Radio Universidad (quizá debiera decir: de aquella Radio Universidad). Me gradué en 2004. Un año después, regresé como profesora semi-novata (antes ya había trabajado en el Tec de Monterrey). Después fui asistente de investigación (fueron años muy buenos, como ya conté por acá) y otra vez profesora de asignatura.

Aprendí mucho en la UAA, en todos los momentos y contextos, pero, de algún modo, siempre tuve claro que ése no iba a ser mi lugar para siempre: es como la casa familiar donde uno da los primeros pasos y añora toda la vida, pero de donde uno se va en algún momento. Precisamente porque nunca fue mi plan echar raíces, estudié la maestría y el doctorado fuera y busqué una plaza fuera también (tampoco es que hubiera muchas oportunidades dentro, pero aunque las hubiera me habría ido en busca de aventura).

La semana pasada regresé a la UAA por un día, con quien ahora es mi jefe y alumnos de mi nueva universidad. Me dio harto gusto ver a mis antiguos profesores, colegas, amigos, jefes, alumnos. Volví a sentirme en casa, como siempre. Y me quedó aún más claro que tomé una buena decisión.

 

Hola, Universidad De La Salle Bajío

En 2005 vine a la Universidad De La Salle Bajío, con Rubén Trejo y Alan Santacruz. Aquella vez competimos en Cortocinema, con Sueños de Agonía, un cortometraje que hicimos mientras éramos estudiantes de Comunicación en la UAA. Aquella vez no imaginé que 11 años después regresaría, pero ya no como visitante, sino como trabajadora.

Cuando terminé el doctorado, comencé a buscar convocatorias de plazas para profesores-investigadores y la Universidad De La Salle Bajío lanzó una en la que mi perfil encajaba. He de confesar que no fue el único lugar donde apliqué, quienes se han enfrentado a la búsqueda de trabajo en áreas académicas (o quizás en todas las áreas) saben que uno aplica en varios lugares, porque las oportunidades son pocas y muy competidas. Sin embargo, yo quería estar aquí, no sé si por la memoria de cuando venimos a Cortocinema, por lo que me contaron unos colegas (de otra universidad, por cierto) sobre lo mucho que estaba creciendo esta universidad y lo que crecerá en el futuro, por la línea de investigación o por lo que fuera, pero quería estar aquí. Fui muy feliz cuando recibí un resultado favorable. Fui más feliz cuando vine a una jornada de trabajo, antes de incorporarme oficialmente, y hasta nos tocó una visita improvisada por el museo universitario con el rector como guía. Fui todavía más feliz cuando descubrí que mi jefe me dejó un cartel en comodato: uno de The Lord of the Rings: The Two Towers, why not? (quienes me conocen, saben lo fan que soy de Tolkien y lo mucho que significa para mí LOTR).

No sé cuánto tiempo estaré por acá. De momento, mi contrato es por dos años, pero, sean los años que sean, espero hacer un buen trabajo y aportar algo a esta comunidad universitaria que ha sido tan generosa conmigo.

La #NuitDebout en París

El mundo se está transformando ante nuestros ojos. En los años recientes hemos sido testigos de la emergencia de movimientos sociales en distintos lugares del mundo. Esta vez es París, donde la Nuit Debout comenzó como una movilización frente a la ley del trabajo y ha visibilizado otras reivindicaciones más profundas.

Hace unos días, Geoffrey Pleyers escribió “#NuitDebout : le retour des indignés ?”, que fue publicado en The Conversation y en diversos medios francófonos.

La versión al español, en cuya traducción tuve el gusto de colaborar, es ligeramente distinta a la primera, porque el autor adecuó algunas partes para el contexto latinoamericano. Ha sido publicada ya en medios de distintos países, con algunas variaciones. He aquí la lista:

“Nuit Debout: El regreso de los indignados en París”, en Revista Memoria (México).

“Noche de Pie: Los ingredientes de la primavera en París”, en La Jornada (México).

“Las Noches de Pie (Nuit Debout): El regreso de los indignados en París”, en Le Monde Diplomatique (Chile).

“Hacia una primavera indignada en París”, en Palabras al Margen (Colombia).

“Nuit Debout: El regreso de los indignados en París”, en Open Democracy (Reino Unido).

“#NuitDebout: ¿El regreso de los indignados?”, en Laboratorio de Análisis de Organizaciones y Movimientos Sociales, CEIICH-UNAM. Ésta es una versión adaptada por LAOMS, que tomó la traducción-adaptación al español y recuperó otros datos de la versión original en francés.

Es interesante cómo cada medio va adecuando el texto a su línea editorial. Es más interesante ver cómo en Latinoamérica hay interés por conocer qué ocurre con la Nuit Debout.

313-40: Cuatro años, una tesis, nuevos caminos

 

 

Este año comenzó con el fin de un ciclo. El 7 de enero fue mi examen doctoral (eso es a lo que llamo iniciar el 2016 con mucha actividad). Defendí la tesis Imaginar un mundo mejor: La expresión pública de los activistas en internet, ante un jurado de lujo, integrado por los doctores María Martha Collignon, Rossana Reguillo y Geoffrey Pleyers.

En 313 páginas de tesis y 40 minutos de exposición se condensaron los hallazgos de cuatro años y medio de trabajo y se esbozaron algunas líneas para los próximos años. Tengo mucho que agradecer a mis profesores y compañeros del doctorado, a los colegas que he conocido en los congresos y a los familiares y amigos que han soportado mi trabajo en este tiempo. Por supuesto, agradezco enormemente a Libros Vagabundos y Amigos Pro Animal, los grupos activistas que confiaron en esta desconocida y me permitieron ver el mundo desde su perspectiva, para discutir cómo se configura la expresión pública en nuestros tiempos.

Al principio de este post decía que el examen representó el fin de un ciclo, un rito de paso, el cierre oficial de cuatro años de doctorado, que implicaron trabajo también en los meses previos y posteriores; pero en esto hay muchas continuidades, queda trabajo pendiente a partir de la tesis, hay otras preguntas, nuevas inquietudes y muchas incertidumbres.

 

Las fotos que acompañan este post son de Marcela de Niz y Fernando Cornejo.

Open democracy, open movements

Desde hoy, el comité de investigación 47 “Clases sociales y movimientos sociales”, de la International Sociological Association, tiene un nuevo espacio en openDemocracy. Éste lleva por nombre openMovements. La idea, de acuerdo con Breno Bringel y Geoffrey Pleyers, es abrir los estudios sobre movimientos sociales en cinco modos: 1) conectar los movimientos sociales y la sociedad; 2) abrir el diálogo con y aprender desde el sur; 3) combinar escalas locales, regionales, nacionales y globales; 4) aprender de y con los movimientos sociales; 5) abrir un espacio para las sociologías públicas de los movimientos sociales. En suma, se pretende abrir el diálogo sobre movimientos sociales, más allá de los circuitos académicos tradicionales. Es, sin duda, una excelente iniciativa.

La primera participación en Open Movements es de Boaventura de Souza, con “The Podemos wave”. Como su título anticipa, este artículo aborda el caso de Podemos en España. ¡A leer y a discutir!

openmovements-banner

Divagaciones nocturnas sobre la escritura académica

Este día me he dedicado a escribir y escribir y escribir. Re-escribí parte de unos capítulos de mi tesis y corregí un par de capítulos de libro —ambos en coautoría con colegas—, por supuesto, mientras tomaba café y contemplaba la lluvia desde la ventana. Entre tanto tecleo, pensé dos cosas. En primer lugar, que amo tanto lo que hago, entre otras cosas, porque me resulta intelectualmente desafiante, me hace buscar ir más allá de lo que creo que puedo y eso a veces resulta angustiante, pero siempre termina por ser gratificante. En segundo lugar, que el trabajo en equipo es una maravilla. Vaya, escribir en coautoría es muy complicado, desde los asuntos prácticos de hacer que converjan las agendas o que el estilo se vea más o menos uniforme, hasta los asuntos de fondo de establecer acuerdos respecto a perspectivas, conceptos, prioridades y más; pero eso tiene sus ventajas, permite enfrentarse a la mirada de los otros desde el proceso mismo de producción y obliga a dar varias vueltas sobre lo que uno escribe.