el cuaderno verde

Las memorias de mi papá fueron escritas durante años en un viejo cuaderno de pastas verdes. Siempre con tinta azul, por algún motivo que nunca conocí. No se trata de un diario, sino de notas de lo que alguna vez consideró relevante. Tantos momentos, tanta felicidad, tanto dolor… tanto quedó registrado ahí, a veces con detalles, a veces sin ellos, a veces las letras dicen mucho más de lo que dicen, como en el párrafo de letras débiles y chuecas hechas por una mano que temblaba segundos después de saber que durante meses se le ocultó una noticia importante.

Este cuaderno verde que he defendido y conservado fue, extrañamente (o a lo mejor ni tan extrañamente) la inspiración principal para investigar sobre la memoria, pero no en cuadernos verdes, sino en blogs autobiográficos. Y heme aquí, en una carrera contra reloj, de la que (espero) pronto tendrán noticias.

Anuncios